RanaMundo

RanaMundo

miércoles, 27 de enero de 2016

FIBRAS MUSCULARES CULTIVADAS EN LABORATORIOS OFRECEN UN NUEVO MODELO PARA LA DISTROFIA MUSCULAR

Investigadores han informado de la capacidad de programar células madre para hacer crecer tejidos musculares. Estas fibras de escasos milímetros de largo son capaces de contraerse en una placa y pueden multiplicarse en grandes cantidades. Este nuevo método de producción de células musculares podría ofrecer un mejor modelo para el estudio de las enfermedades musculares, como la distrofia muscular, y poner a prueba diferentes formas de tratamiento.

El músculo esquelético es uno de los tipos de tejidos más abundantes en el cuerpo humano, sin embargo es difícil de producir en grandes cantidades en el laboratorio. 
A diferencia de otros tipos de células, como las células del corazón, las neuronas y células que se encuentran en el intestino, los intentos anteriores para crear de manera eficiente y con precisión las células musculares a partir de células madre no han sido exitosas. En este estudio los investigadores del Hospital de Mujeres de Brigham (BWH) informaron que mediante la identificación e imitando las señales del desarrollo propio de las células fueron capaces de conducir las células para crecer en forma de fibras musculares.

El equipo de investigación, dirigido por investigadores de BWH y el Instituto de Células Madre de Harvard, quería una técnica que les permita crecer un gran número de células musculares de manera eficiente para utilizar en aplicaciones clínicas.

Para eso recapitularon todas las etapas tempranas del desarrollo de las células musculares que se producen en el cuerpo y las recrearon en una placa de laboratorio.

El equipo encontró que una combinación de factores secretados que son importantes en las etapas embrionarias tempranas son también esenciales para estimular la diferenciación de las células madre en este tipo particular de células musculares. Utilizando esta receta el equipo fue capaz de producir fibras largas y maduras a partir de células madre de ratón y también de células madre pluripotentes humanas.

El equipo de investigación también fue capaz de producir más células inmaduras conocidas como células satélite que al ser injertadas en un modelo de ratón de distrofia muscular de Duchenne, produjeron fibras musculares. Se necesitan más estudios para determinar si esta nueva estrategia podría ser optimizada para desarrollar nuevas terapias celulares para el tratamiento de enfermedades degenerativas en los seres humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario