RanaMundo

RanaMundo

viernes, 26 de febrero de 2016

DESCUBIERTA HORMONA QUE CONTROLA EL ENVEJECIMIENTO.

Descubierto instrumental hormonal que, bajo control genético, induce el proceso de envejecimiento celular.

Este hallazgo, realizado por personal de la University of Georgia (UGA, EEUU), abre un nuevo camino hacia el estudio de aprender cómo la genética regula el proceso del envejecimiento. A través de ello, podremos acceder al tratamiento de numerosas enfermedades.


Estudios previos sobre la materia comprobaron que los valores de cantidad de la hormona GDF11 (factor 11 de crecimiento y diferenciación, por sus siglas en inglés), caen con el tiempo. La restauración de estos valores revierte el envejecimiento cardiovascular en ratones viejos, además de rejuvenecer músculos y cerebro. Este descubrimiento fue listado como uno de los 10 más importantes para la ciencia en el año 2014.

Científicos de la UGA College of Family and Consumer Sciences han descubierto que los niveles de esta hormona están determinados por los genes, dejando a la luz otro mecanismo por el que el envejecimiento se encuentra potencialmente codificado en nuestro genoma. Los estudios en el futuro serán encaminados a saber por qué los niveles de GDF 11 bajan durante la vida, y saber si, manteniéndolos, podríamos evitar enfermedades. Su trabajo fue publicado el pasado 16 de enero en la revista The Journals of Gerontology y en Medical Sciences.

"Averiguar que los niveles de GDF11 están bajo control genético es de una importancia significante. Como está bajo control genético, podemos encontrar los genes responsables de su codificación y de que sus niveles varíen con la edad ," afirmó Rob Pazdro, profesor adjunto en el departamento de alimentos y nutrición de la UGA.

El estudio confirmó los resultados de otros experimentos previos, mostrando que los niveles de GDF11 decrecen con el tiempo, produciéndose un brusco descenso en torno a la mediana edad.

Los científicos también examinaron y confirmaron la relación entre GDF11 y la esperanza de vida, usando 22 ramas de ratones genéticamente distintos. Las ramas con los niveles más altos de GDF11 tendían a vivir más.

Usando un mapa genómico, el equipo de Pazdro ha identificado varios candidatos a ser el gen que regula la presencia de GDF11 en la sangre durante la mediana edad, demostrando por primera vez que los niveles de GDF11 son altamente hereditarios.

"Esencialmente, hemos encontrado una pieza perdida del puzle envejecimiento/genética," añadió Pazdro. "En rasgos muy generales, hemos dado un importante paso hacia el aprendizaje sobre el envejecimiento, por qué envejecemos, y cuales son las vías que lo regulan. Es el primer paso de un largo camino, pero es un paso importante."

Fuente: Science Daily.
Fuente Original: UGA.
Nota de prensa en The Journals of Gerontology.


No hay comentarios:

Publicar un comentario