RanaMundo

RanaMundo

domingo, 14 de febrero de 2016

EL ADN NEANDERTAL INFLUYE EN NUESTROS RASGOS ACTUALES

Investigadores estadounidenses han encontrado relaciones entre genes heredados de los neandertales y rasgos clínicos de los humanos actuales que afectan al sistema inmunitario, la piel, el cerebro y la salud reproductiva. Entre los hallazgos más sorprendentes, se ha desvelado que un trozo específico de ADN neandertal aumenta el riesgo de adicción a la nicotina y que algunas variantes influyen en la probabilidad de sufrir depresión.

Desde 2010 los científicos saben que entre el 1% y el 4% del ADN de los humanos modernos de origen euroasiático es de origen neandertal. El descubrimiento dio lugar a una serie de hipótesis sobre los efectos de estas variantes genéticas, que van desde el color de la piel a las alergias y el metabolismo de las grasas.

Ahora, por primera vez, investigadores de la Universidad Vanderbilt (Nashville, EE UU) han analizado el ADN neandertal en el genoma de una muestra de adultos de ascendencia europea y lo han relacionado con sus registros clínicos. Los resultados confirman que esta herencia genética tiene un impacto sutil pero importante en la biología humana moderna.

El autor principal del trabajo, John Capra, afirma que el principal hallazgo ha sido que el ADN neandertal influye en rasgos clínicos de los humanos actuales, han descubierto asociaciones entre este ADN y una amplia gama de características inmunólogicas, dermatológicas, neurológicas, psiquiátricas y reproductivas. .

Los investigadores definieron alrededor de 135.000 variaciones genéticas neandertales presentes en los actuales humanos y buscaron sus posibles vínculos con la salud de 28.000 personas de ascendencia europea. Así encontraron doce parámetros clínicos que se relacionan con la herencia neandertal, entre los que se incluyen riesgos de sufrir depresión, infarto de miocardio y trastornos de la sangre. 

El estudio dio lugar a hallazgos sorprendentes, como que un trozo específico de ADN neandertal aumenta significativamente el riesgo de adicción a la nicotina. También se encontraron variantes que influyen en el riesgo de depresión, algunas de forma positiva y otras negativa. De hecho, un número asombroso de fragmentos de ADN neandertal se asocia con efectos psiquiátricos y neurológicos, según el trabajo.

Sin embargo, se ha corroborado que el ADN neandertal afecta a unas células llamadas queratinocitos que ayudan a proteger la piel contra los daños ambientales provocados por la radiación ultravioleta y los agentes patógenos. Además, las variaciones de este ADN influyen en la biología de la piel de los humanos modernos aumentando el riesgo de desarrollar lesiones cutáneas inducidas por el sol, denominadas queratosis.

Asimismo, este ADN arcaico presenta otras desventajas como la proporción a los humanos modernos de ventajas adaptativas hace 40000 años de los cuales, actualmente, muchos de ellos han dejado de ser ventajosos como es el caso de una variante que aumenta la coagulación de la sangre que podría haber ayudado a nuestros antepasados a hacer frente a patógenos de los nuevos entornos pero, en ambientes modernos, esta variante se ha convertido en perjudicial, debido a que la hipercoagulabilidad incrementa el riesgo de padecer apoplejía, embolia pulmonar y complicaciones del embarazo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario