RanaMundo

RanaMundo

martes, 29 de marzo de 2016

NUEVAS SUSTANCIAS PARA COMBATIR AL CÁNCER DE PRÓSTATA

[Img #34839]Unos investigadores de cuatro instituciones rusas han examinado sustancias capaces de ayudar en la lucha contra el cáncer de próstata y en la diagnosis de dicha enfermedad. También han confeccionado una lista de los compuestos más prometedores.

Estos científicos trabajan en el Instituto de Física y Tecnología de Moscú, la Universidad Estatal de Moscú, la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología, y el Instituto de Ciencia y Tecnología de Skolkovo, todas estas entidades en Rusia.

El equipo de Yan Ivanenkov y Anastasia Aladinskaya ha identificado 11 compuestos muy prometedores. Todas estas sustancias ya están actualmente siendo probadas en ensayos clínicos.

En ocasiones, se tarda más de diez años antes de que se pueda producir para uso clínico un nuevo fármaco anticáncer a partir de una sustancia prometedora. Inicialmente, los científicos comprueban la sustancia en un cultivo celular, lo cual proporciona la oportunidad de demostrar que puede realmente enlentecer o detener el crecimiento tumoral. Después de eso, llevan a cabo pruebas con animales; es necesario filtrar las sustancias que son solo efectivas en las condiciones ideales de un tubo de ensayo, y no en un organismo real. A continuación, realizan ensayos clínicos, en los cuales en una primera etapa solo comprueban su seguridad, no su eficacia, y si el fármaco potencial alcanza o no la diana esperada.

El cáncer de próstata es uno de los cánceres más habituales en hombres. Hoy en día, la mayoría de las terapias anticáncer no son lo bastante selectivas y pueden tener un efecto perjudicial no solo sobre las células cancerosas sino también sobre las células sanas del cuerpo. Esa es la razón por la que es tan importante desarrollar fármacos que ataquen exclusivamente a las células cancerosas, como los investigados por el equipo de Ivanenkov y Aladinskaya. Con medicamentos lo bastante selectivos, se incrementa la eficacia del tratamiento y se reduce el impacto negativo de la terapia en el cuerpo.

Fuente: NCYT

No hay comentarios:

Publicar un comentario