RanaMundo

RanaMundo

martes, 12 de abril de 2016

CÉLULAS MADRE CREAN "MINIESTÓMAGOS"

Unos científicos de Estados Unidos han creado miniórganos originando el primer tejido estomacal en 3D realizado a partir de células madre. Estos "miniestómagos" van a tener un papel fundamental, ya que se utilizarán para estudiar cómo se desarrollan las enfermedades gastrointestinales y para producir los medicamentos correspondientes. Por el momento, han conseguido infectar el nuevo tejido con la bacteria que causa la úlcera y cáncer de estómago, y han podido observar cómo afecta al órgano.

Gracias a unas células madre pluripotentes, han conseguido crear tejido gástrico humano. Mediante la creación de sus nuevos miniórganos, la ciencia cuenta con una increíble herramienta para investigar las enfermedades que se desarrollan en el aparato digestivo, desde el cáncer hasta la diabetes.

El principal investigador de este descubrimiento comenta que se ha manipulado el entorno para imitar el ambiente de un embrión durante su desarrollo en el estómago.

Nadie había generado células gástricas a partir de células madre, hasta ahora. Es la primera vez que se ha realizado y con éxito. Aparte, han descubierto también cómo promover la formación de tejido gástrico tridimensional mediante arquitectura compleja.

Para que los organoides (orgánulos) creciesen, había que conocer el proceso por el cual el estómago se forma durante el desarrollo del embrión. Simulando este proceso en una placa de Petri, las células madre fueron convertidas en células del estómago. El tejido se había formado en un mes, adquiriendo un tamaño de 3mm de diámetro.

La falta de modelos de laboratorio para simular la biología humana es el principal problema a la hora de estudiar enfermedades relacionadas con el estómago. Los ratones utilizados para dichas investigaciones presentan carencias para investigar patologías digestivas en humanos y se debe a las diferencias entre especies en el desarrollo embrionario y en la arquitectura del estómago ya formado (adulto).

Para comenzar a experimentar con los "miniestómagos", los investigadores de Cincinnati, infectaron estos tejidos con la bacteria H pylori, causante de úlcera péptica y cáncer de estómago.

Se quedaron impresionados por la velocidad con la que la bacteria recubrió los tejidos epiteliales del estómago infectado.

Después de un día, el tejido imitaba las primeras etapas de la enfermedad gástrica causada por la bacteria activando un gen del cáncer llamado c-Met. La propagación de la infección fue rápida gracias a que la bacteria había activado los cambios bioquímicos del órgano.

Fuente: BioTech

No hay comentarios:

Publicar un comentario