RanaMundo

RanaMundo

viernes, 15 de abril de 2016

ENZIMA DESACTIVA EL CONTROL DEL APETITO

Desde hace años se sabe que el hipotálamo es una región del cerebro implicada en la obesidad. Nuevos estudios que han sido publicados en la revista Science revelan una enzima que podría estar implicada en esta enfermedad, pero la de que sin embargo se necesita investigar mucho  más para entender del todo su función.

El hipotálamo es una región primitivísima del cerebro que ha estado muy escondida y protegida y es la encargada de controlar las reacciones básicas y el instinto animal, comenta el investigador Miguel López de la Universidad de Santiago de Compostela. También añade que es el encargado de mantener la relación entre las calorías que ingerimos y las que quemamos en equilibrio.

Desde que en la década de los 40 se descubriera una hormona que inhibe la ingesta de alimentos, los científicos e investigadores han estado trabajando para intentar descubrir algún tipo de método para modificar el apetito y reducir el riesgo de padecer obesidad u otras enfermedades similares.

Los nuevos hallazgos podemos agradecérselos a los experimentos con ratones que llevaron a cabo investigadores de la Universidad John Hopkins de Estados Unidos.

Se trata de la enzima OGT, la cual bloquearon en ciertos individuos y estos empezaron a engordar y acabaron triplicando su grasa corporal en un par de semanas, con la misma cantidad de comida de la que disponían los demás roedores. Se observó que los roedores a los que se le bloqueó esta enzima comían mas e ingerían mas calorías, no obstante, cuando se les privada del alimento no engordaban, de los que los investigadores deducen que la ausencia de OGT les provoca una sensación de no estar saciados.

No obstante aún no se pueden sacar conclusiones claras ya que otros estudios del mismo tipo , siguiéndose el mismo método, se han obtenido resultados totalmente opuestos. Lo que si es cierto es que la enzima OGT juega un papel importante y todavía queda mucho por investigar acerca de los mecanismos que controlan el balance energético de nuestro organismo.

Fuente:El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario