RanaMundo

RanaMundo

viernes, 8 de abril de 2016

LAS POBLACIONES ACTUALES CARECEN DE GENES MASCULINOS NEANDERTALES

Hace unos 100.000 años los Homo sapiens empezaron a tener hijos con la especie Neandertal, que nos pasó entre un 2% y un 4% de su ADN. Lo que aún no se sabe con exactitud es por qué esa herencia genética es tan pequeña.

Un reciente estudio sobre un hombre neandertal que vivió en la cueva de El Sidrón (Asturias), hace unos 49.000 años, apunta nuevas evidencias. Parte del cromosoma Y de esta especie, en concreto, el que determina el sexo junto con el cromosoma X, ha sido extraído y analizado por primera vez.

Los científicos de la Universidad de Stanford (EE UU) y del Instituto de Antropología Evolutiva de Leipzig, en Alemania, han demostrado a través de este estudio que ningún gen del cromosoma masculino neandertal ha pasado a poblaciones actuales. Su marca se ha extinguido por completo.

La investigación señala que sapiens y neandertales compartieron un último ancestro con el mismo cromosoma Y hace 550.000 años. Por otro lado, estudios anteriores con ADN mitocondrial, indicaban una horquilla más amplia, hace entre unos 400.000 y 800.000 años.

La razón de la pérdida del aporte masculino neandertal puede deberse según el biólogo español Sergi Castellano, al puro azar, esto es, padres neandertales que tenían hijas con una sapiens y su cromosoma Y no pasaba a la siguiente generación; o bien, a una incompatibilidad genética.

Otro dato que revela el estudio es que, varios de los genes del cromosoma Y neandertal están relacionados con el sistema inmune. Algunos de esos genes son muy similares a los que determinan la compatibilidad en un trasplante de órganos, sobre todo en casos en los que el donante es un hombre y la receptora una mujer.

En definitiva, el trabajo demuestra qué hace única a nuestra especie:sexo y capacidad cognitiva. “Habíamos visto que hubo una mezcla de ambas especies cuyo rastro llega hasta hoy, pero ahora, por primera vez, empezamos a observar que también había incompatibilidades que explican por qué ciertas regiones del genoma humano actual nunca tienen ADN neandertal”, argumenta Castellano. El otro cromosoma sexual, el X de las mujeres, también está vació de ADN de la otra especie, resalta el investigador. Y otro estudio reciente ha demostrado que los genes encargados del desarrollo de la corteza cerebral, epicentro de la mente humana, es exclusivamente sapiens. En otros ámbitos, como la especialización a nuevos entornos, neandertales y denisovanos hicieron contribuciones importantes a nuestro genoma.

Fuente: EL PAÍS

No hay comentarios:

Publicar un comentario