RanaMundo

RanaMundo

domingo, 10 de abril de 2016

REDUCIR LOS SÍNTOMAS DEL LUPUS ES POSIBLE CON PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS

El lupus es una enfermedad que no se puede curar la cual afecta al sistema inmunitario, este daña a las células y tejidos sanos, generando en ellos exceso de anticuerpos en el torrente sanguíneo provocando inflamaciones y daños en articulaciones, músculos y otros órganos. Pues bien, se ha demostrado que al meter bacterias beneficiosas en la microflora de enfermos lúpicos se consigue que sea parecida a la de las personas sanas, este descubrimiento es gracias a los investigadores de la Universidad de Oviedo y el CSIC.

El empleo de microorganismos vivos como prebióticos o probióticos específicos o modificaciones en la dieta pueden ayudar a reducir los síntomas de los pacientes que sufren lupus eritematoso. Esto ha sido concluido por un estudio realizado por la Universidad de Oviedo y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Esta tarea también conocida como microflora revela que la introducción de bacterias beneficiosas en la microbiota de enfermos de lupus, consigue que se parezca más a la de las personas sanas.

El estudio, nos abre nuevas puertas de conocimientos para hallar la respuesta de las células inmunes a través de una manipulación terapéutica de la microbiota, lo que permitiría reducir la sintomatología de los afectados.

La profesora titular del departamento de Biología, Ana Suárez Díaz, nos explica que el estudio ha partido de un trabajo previo, realizado en la institución, que ya había demostrado grandes diferencias significativas entre poblaciones microbianas en las heces de personas sanas y las que se encuentran afectadas por lupus.

Los investigadores han realizado en una segunda fase trabajos in vitro gracias un método que permite separar la microbiota intestinal del resto de contenido fecal y, al añadir bacterias beneficiosas de distintas cepas, se ha concluido que la microflora de los pacientes afectados y de las personas sanas son muy similares.

Abelardo Margolles, del Instituto de Productos Lácteos de Asturias en una nota facilitada por el CSIC nos cuenta: “Hemos comprobado que cuando estas bacterias se ponen en contacto con las células inmunes se corrige parcialmente el desequilibrio inmunológico que padecen las personas lúpicas.

La intención de cambiar la composición o la actividad de la microbiota mediante el uso de probióticos, prebióticos o modificaciones en la dietapara poder mejorar así la situación de estos enfermos, en su mayoría mujeres en edad fértil (entre los 15 y los 44 años), que pueden sufrir gran variedad de síntomas clínicos, como manifestaciones cutáneas, articulares y renales se plantea como una posibilidad gracias a los resultados del trabajo.

“Los pacientes no se van a curar, pero es posible que el empleo de prebióticos y probióticos específicos o cambios en la dieta puedan mejorar los síntomas y disminuir las respuestas inflamatorias de los afectados”, nos aclara Suárez Díaz. “Si conseguimos restaurar una microbiota sana en pacientes con lupus sus síntomas disminuirán”, añade. Los investigadores proponen que el estudio sienta las bases para realizar ensayos preclínicos y clínicos, estas han sido finalmente las conclusiones llegadas tras la fase en el laboratorio.


FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario