RanaMundo

RanaMundo

jueves, 26 de mayo de 2016

60 NIÑOS INFECTADOS POR ENTEROVIRUS

El Departamento de Salud ha elevado a 60 los niños afectados por el brote de enterovirus. Aunque este microorganismo suele provocar infecciones con un cuadro respiratorio o gastrointestinal leve, el Departamento lanzó el pasado martes una alerta epidemiológica al detectar una acumulación de casos que presentaban alteraciones neurológicas más graves. De los menores infectados, 29 permanecen ingresados, dos de ellos en la unidad de cuidados intensivos.


El enterovirus es una familia de microorganismos a la que pertenecen los virus que provocan la polio (poliovirus) y otro centenar de serotipos que, en general, causan cuadros clínicos leves. Los primeros resultados microbiológicos apuntan a que la cepa que ha originado este brote es la A71, un serotipo que afecta al sistema nervioso central y produce rombencefalitis (una inflamación del tallo cerebral y el cerebelo).

 El servicio de microbiología del hospital Vall d'Hebron, que ha analizado las primeras muestras de los menores afectados, ha detectado el A71 en dos niños y ha encontrado cepas del grupo A en otros 15 casos, aunque todavía no ha podido precisar el serotipo exacto, que se conocerá en unos días.

Según los expertos, es la primera vez que se describe una acumulación de casos con un cuadro clínico de rombencefalitis por enterovirus en España. Esta dolencia afecta a una parte del cerebro encargada de controlar las funciones vitales, como el habla o la respiración.


En general la mayoría de los casos por enterovirus son leves y aunque tengan una afectación neurológica, la mayoría no comporta problemas significativos, dijo el jefe del servicio de pediatría de Vall d'Hebron.

El virus, que se transmite por vía ora-fecal y a través de secreciones respiratorias (tos, mocos y estornudos), afecta especialmente a niños menores de seis años.

El primer caso de infección por enterovirus se detectó el pasado febrero en Vall d’Hebron, una niña de tres años desarrolló una mielitis (inflamación de la médula espinal) que le provocó una tetraplejia.
Pero Salud excluyó a esta paciente del brote porque la cepa que le afectó es diferente a la de los demás casos. La pequeña, que está ingresada en el Instituto Guttmann de neurorehabilitación, se infectó con el serotipo D68, una cepa muy agresiva que provoca parálisis parecidas a las de la polio.

Así, el primer caso de rombencefalitis por enterovirus que se incluyó dentro del brote se remonta al 13 de abril. El menor sufrió una parada cardíaca y fue ingresado en la UCI, donde todavía permanece hospitalizado con “secuelas graves”, según Rodrigo. Los demás afectados se diagnosticaron entre finales de abril y principios de mayo.

FUENTE: EL PAÍS

No hay comentarios:

Publicar un comentario