RanaMundo

RanaMundo

viernes, 27 de mayo de 2016

REVOLUCIÓN EN EL MUNDO DE LAS PRÓTESIS

Cada vez más el mundo de la ciencia está mejorando todo lo posible la vida de las personas con movilidad reducida, el último hallazgo, publicado por la revista Nature, consigue que las personas tengan articulaciones artificiales controlados por el cerebro.

Estos movimientos funcionales complejos son impulsados por sus propios pensamientos y un sistema médico prototipo, llamado NeuroLife, inventado en la empresa de innovación Battelle, que se asoció con neurólogos del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio (EE UU) para llevar a cabo el estudio clínico.

Los médicos seleccionaron al paciente y le implantaron un pequeño chip en su cerebro. Burkhart, de 24 años de edad, sufre una cuadriplejia (parálisis de los brazos y piernas) debido a una lesión de la médula espinal superior. Es la primera persona en utilizar esta tecnología.

Esta revolucionaria tecnología consiste en un bypass neuronal electrónico para lesiones de médula espinal que conecta el cerebro directamente a los músculos, lo que permite un control voluntario y funcional de un miembro paralizado mediante el uso de sus pensamientos; los interpreta y después el impulso pasa a la médula espinal lesionada y se conecta directamente a un manguito que estimula los músculos que controlan el miembro lesionado.

El paciente tuvo que aprender a manejar el miembro biónico pero a las pocas semanas ya lo controlaba con facilidad y podía realizar los movimientos cotidianos, como destapar una botella o abrir las puertas.

Sin embargo, según los expertos son necesarias nuevas mejoras en la tecnología de microelectrodos, el sistema estimulador eléctrico y los algoritmos usados para que estos resultados sean aplicables a mayor escala, pero son optimistas y creen que en poco tiempo conseguirán mejorar en gran medida la calidad de vida de estas personas.

De momento este es el primero de los 5 pacientes que probarán esta tecnología, que de momento está resultando un gran éxito.

Webgrafía: publico.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario