RanaMundo

RanaMundo

domingo, 29 de mayo de 2016

EL ATLAS DEL CEREBRO

Neurobiólogos de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) han creado un atlas semántico que muestra de manera multidimensional cómo el cerebro humano cumple la función del habla.

Los resultados se basan en el estudio de la actividad neuronal del cerebro de siete personas que escucharon un programa de radio durante varias horas mientras se encontraban inmóviles dentro de un escáner de resonancia magnética funcional. Los investigadores pudieron comprobar como sólo determinadas áreas cerebrales se activan al escuchar palabras concretas, pertenecientes a un mismo grupo.

Así por ejemplo, no se activa la misma zona al escuchar las palabras "madre", "hogar" o "amigos", que son palabras relacionadas, que al escuchar palabras como "montaña", "blusa" o "alto" que no tienen nada que ver entre sí.

La corteza cerebral, es la encargada en nuestro cerebro de procesar los distintos componentes del lenguaje, pero no son sino un subconjunto de áreas cerebrales del córtex las encargadas de descifrarnos el significado de lo que leemos, oímos o pensamos.

Estos científicos, han sido capaces de mapear el sistema semántico del cerebro, ya que han comprobado como palabras de una misma categoría, activan una misma zona en la que decenas de neuronas intervienen para el procedimiento de su significado.

"Nuestros modelos semánticos son buenos prediciendo las respuestas al lenguaje en amplias zonas del córtex", dice el investigador de la Universidad de California Berkeley y coautor de la investigación, Alex Huth. "Pero también logramos información detallada que nos revelaba qué tipo de significados eran representados en cada área del cerebro", añade.

Tras obtener los resultados, los científicos compararon las palabras que aparecieron mencionadas en el programa de radio con las que activaron el cerebro de las siete personas, obteniendo un total de 10.470 palabras, que fueron agrupadas en 12 grandes categorías según la zona del cerebro donde se activó para así formar un atlas legible.

También se comprobó que una misma palabra con diferentes significados, según en el contexto en el que es utilizada, provoca actividades en una zona u otra, sin embargo, si son distintas palabras que se encuentran relacionadas entre sí, la actividad se dará en una misma zona.
Otro descubrimiento que nos deja este experimento es que el hemisferio derecho registra casi la mitad de áreas activadas durante las sesiones de radio, desmintiendo así, que es el hemisferio izquierdo el único encargado del lenguaje. Por lo que, el hemisferio izquierdo se encarga de la producción del lenguaje, más no de su comprensión.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario