RanaMundo

RanaMundo

jueves, 12 de mayo de 2016

SE ENCUENTRAN LOS GENES DEL ÉXITO ESCOLAR

Los seres humanos somos, muy complejos. Por eso hay algunas preguntas que no tienen respuesta aún, así cuando hablamos de educación. ¿Qué factores definen si una persona será exitosa a nivel académico? Está claro que existe un componente social, cultural y ambiental, externo, muy importante. Pero ¿Existe también una razón genética que determina nuestras aptitudes? Recientemente, un equipo de investigadores de la Universidad del Sur de California (USC), ha logrado identificar una serie de genes relacionados con el éxito educativo.

Este estudio es la continuación de uno ya previamente ralizado en el que los investigadores encontraron algunos genes relacionados con la educación. En esta ocasión, los científicos tuvieron que realizar un estudio de asociación del genoma completo con más de 300.000 personas de 15 países distintos. Esta técnica consiste en analizar la variación genética entre todo el genoma humano. El fin buscado es buscar un rasgo observable asociado a dicha variación. Para poder hacerlo, y que los datos sean consistentes, deben analizarse cientos de miles de muestras. Esta técnica se emplea muy a menudo en el estudio de las enfermedades y su expresión genética. En este caso particular, los investigadores han encontrado setenta y cuatro puntos susceptibles a variar y que están relacionados con el éxito educativo. Estos puntos, conocidos como loci ("lugares").

Cada locus (singular de loci), tiene diversas mutaciones que se relacionan, según el estudio, con el éxito educativo de la persona que los muestra. Estos loci están relacionados con la expresión genética en el desarrollo neural embrionario. Los investigadores han determinado el "área de actuación" principal de dichos genes, así como su relación con el éxito educativo teniendo en cuenta los años y las calificaciones escolares. No obstante, tal y como especifican los investigadores, hablamos de la variancia de entre un 1% y un 0,43% del éxito escolar.

La superposición de genes y su influencia entre sí determina su "efecto", según argumentan los investigadores. Para entenderlo mejor, Hipertextual se ha puesto en contacto con Eparquio Delgado, Psicólogo sanitario en el Centro Psicológico Rayuela, además de divulgador científico. Al preguntarle sobre dichos factores, Eparquio no duda en explicarnos que es un tema delicado: "Me metería en un lío terrible si te enumerase los factores que influyen en la educación. No es nada sencillo definirlos. Pero lo que sí queda claro es que, si el estudio es correcto, en todo caso explica que un pequeño porcentaje de la varianza del éxito académico está relacionada con diferencias genéticas".

"El problema de identificar los factores genéticos no tiene sentido sin antes identificar el resto de factores sociales, ambientales y culturales". Con estas palabras, el psicólogo nos hace hincapié en el hecho de que el estudio solo habla de probabilidades y variaciones, y nunca sobre estadísticas concretas. El estudio, al fin y al cabo, muestra una relación entre la variabilidad genética y el éxito educativo. "Eso no quiere decir que se pueda conocer el perfil genético del éxito educativo. A día de hoy, desde luego que no", no duda en comentarnos con firmeza. Y es que, en primer lugar, nuestro dominio de la genética no es tan habilidoso. Esta disciplina científica ha crecido de forma increíble en la última década. Pero lo que desconocemos de sus mecanismos es todavía demasiado.

Sin conocer los factores que condicionan nuestro comportamiento, es imposible atribuirle un valor concreto y acertado a una razón puramente fisiológica o neurológica que se traduzca en un resultado fiable. "No me malinterpretes, yo no estoy en contra de este tipo de estudios", aclara el divulgador, "pero son más interesantes que útiles". Con esta frase hace referencia a la imposibilidad actual, a nivel práctico, de realizar un perfil genético "útil" que represente verdaderamente las posibilidades de éxito educativo. Además, nos explica, esta idea puede resultar peligrosa. Ya que, en primer lugar, puede derivar en problemas asociados a la "profecía autocumplida". Con esta expresión se identifica a una predicción que se cumple, sencillamente, por haber sido vaticinada.

A día de hoy todavía no podemos decir que haya diferencias a nivel de comportamiento a este nivel asociadas a un perfil genético. Este hecho ha ocurrido, y ocurre, como un fenómeno social bastante conocido. Pero, además, asociado a esta idea está la constante sombra de la eugenesia, la limpieza genética. Asociar un perfil genético a unas características o aptitudes puede llevar a un segregacionismo o un desprecio similar a otros problemas actuales pero con la genética como argumento. "Desde luego no todo está controlado por los factores externos", insiste Eparquio, "pero a día de hoy todavía no podemos decir que haya diferencias a nivel de comportamiento a este nivel asociadas a un perfil genético". No obstante, el estudio es interesante y, probablemente, sea una piedra más de un camino que nos llevará, algún día, a un conocimiento extremo y útil del "significado" de nuestros propios genes. Pero hemos de recordar, que ese camino todavía es largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario