RanaMundo

RanaMundo

viernes, 14 de octubre de 2016

LIFFTING ENZIMÁTICO

La cara a veces necesita una solución exprés para reafirmar el cutis, pero no todas las personas son amigas de los lifting para conseguir un resultado global. En este sentido, el concepto se recicla y Carmen Navarro lo presenta en formato mascarilla a través de enzimas mensajeras.

Al aplicarse sobre la piel genera una reacción de ósmosis reversa actuando de dentro hacia fuera y enviando mensajes a las células epidérmicas para reactivar sus funciones.

Consiste en una mascarilla que, gracias al trabajo realizado por estos activos incluidos en su fórmula, consigue eliminar toxinas, células muertas e impurezas al mismo tiempo que refresca, alisa y recarga de juventud las células de la piel en 45 minutos.

Al aplicarse sobre la piel genera una reacción de ósmosis reversa en las capas más profundas del tejido epidérmico, actuando de dentro hacia fuera, enviando mensajes a las células epidérmicas para reactivar sus funciones, reparar su hábitat y prolongar su vida sana el mayor tiempo posible.

Al retirar la mascarilla se observan todos los capilares periféricos definidos en la cara y el cuello. Este efecto mapa desaparece cuando la persona se levanta y siente su piel fresca, limpia de toxinas y renovada gracias a su efecto drenante, calmante y oxigenador.

El tratamiento está indicado para ocasiones especiales o incluso, como protocolo integral antiaging. Además su efecto flash es inmediato, aunque sus resultados son progresivos y se prolongan en el tiempo durante días.

Fuentes: Estetic.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario