RanaMundo

RanaMundo

viernes, 21 de octubre de 2016

¿MENOS PELOS Y MÁS ARRUGAS? LA CULPA ES DE LAS PROTEÍNAS


Hay que saber que las proteínas cumplen un rol fundamental. Nuestros músculos, cartílagos, ligamentos, piel, cabello y uñas están básicamente compuestos de proteína, que se constituye en cadenas de aminoácidos.
Moléculas más pequeñas de proteínas tiene roles acaso menos conocidos, pero vitales para el funcionamiento de esa compleja maquinaria a la que llamamos cuerpo.



Basta decir que la hemoglobina, los anticuerpos, ciertas hormonas (como la insulina) y las enzimas son también proteínas.

Todo ello hace que el consumo de estas cadenas de aminoácidos no sólo sea vital como aporte de energía sino también para la reparación de tejidos, la oxigenación del organismo y el sistema inmunológico.

Por eso, si nuestro organismo no obtiene la cantidad de proteínas que necesita, empezará a lanzarnos señales de alerta.


1.FATIGA

La fatiga excesiva o crónica es la primera señal de la falta de proteínas. Ya que la deficiencia de este compuesto se deriva directamente de una dieta de bajo contenido calórico, el organismo no cuenta con la energía suficiente para cumplir con las tareas rutinarias.

2.DEBILIDAD DEL CABELLO Y LA PIEL

Un segundo aviso de la falta de proteína en el organismo es la caída o la debilidad del cabello.
Las proteínas mantienen el cabello sano y en su fase de crecimiento. Ya que el pelo, y los folículos que los sostienen, están hechos de proteínas, la falta de estas moléculas los debilita.
Así como el cabello, las uñas e incluso la piel dependen de las proteínas para regenerarse. La piel está formada por tres tipos de proteínas: el colágeno, la elastina y la keratina.

3.PERDIDA DE MASA MUSCULAR

La insuficiencia de proteínas disminuye la masa muscular y por tanto nos impedirá realizar actividades físicas que antes podíamos hacer sin mayor esfuerzo.Estas alteraciones musculares, en un nivel muy avanzado, pueden originar los molestos calambres.

4.ENFERMAR CON FRECUENCIA

Una cuarta señal que alerta sobre la falta de proteínas es la frecuencia con la cual nos enfermamos. De hecho, una de las funciones principales de las proteínas es apoyar al sistema inmunológico. La insuficiencia de proteínas en la dieta nos expone con mayor facilidad a infecciones y resfriados.

5.GASES Y ESTREÑIMIENTO

Y finalmente, la falta de proteínas se asocia también con problemas digestivos como gases y estreñimiento. Para una correcta digestión los aminoácidos son fundamentales y sus niveles son directamente proporcionales a nuestro consumo de proteínas.

Fuente: Elsalvador.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario