RanaMundo

RanaMundo

martes, 29 de noviembre de 2016

CIENTÍFICOS APRENDEN A REGENERAR EXTREMIDADES AMPUTADAS GRACIAS A UN GUSANO


¿Qué pasaría si los humanos pudieran regenerar un brazo o una pierna amputados o restaurar completamente la función del sistema nervioso después de una lesión de la médula espinal?

Un nuevo estudio de uno de los parientes más cercanos a los invertebrados, el gusano bellota o enteropneusta, revela que esta hazaña podría ser posible algún día. Los gusanos bellota viven en la arena de alrededor de los arrecifes de coral, pero su relación ancestral con los cordados supone que tienen una composición genética y un funcionamiento corporal sorprendentemente similares a los nuestros.


La investigación, dirigida por la Universidad de Washington (EEUU) y publicada en Developmental Dynamics, ha demostrado que los gusanos bellota pueden regenerar cada parte importante del cuerpo -incluyendo la cabeza, el sistema nervioso y los órganos internos- cuando esas partes son cortadas por la mitad.

Si los científicos pudieran desentrañar la red genética responsable de esta hazaña, serían capaces de regenerar las extremidades de seres humanos, a través de la manipulación de nuestra propia herencia genética, similar a la de los enteropneusta.

"Compartimos miles de genes con estos animales, y tenemos muchos, si no todos, de los mismos genes que están usando para regenerar sus estructuras corporales", afirma el autor principal del estudio, Shawn Luttrell. "El descubrimiento del mecanismo que utilizan estos gusanos para regenerarse, podría tener implicaciones para la regeneración del sistema nervioso central de los seres humanos", asegura.

Regeneración total

En la investigación se constató que, cuando un gusano bellota - una de las pocas especies vivas de hemicordados- se corta por la mitad, vuelven a crecer las partes de cabeza o cola de cada extremo, en perfecta proporción con la mitad existente. Es como si se cortara a una persona por la cintura y de la mitad inferior creciera una cabeza nueva, y de la mitad superior nuevas piernas.

A los tres o cuatro días de ser cortados, en estos gusanos comienzan a crecer una trompa y una boca, y entre cinco y 10 días después reaparecen el corazón y los riñones. A los 15 días, los gusanos ya han vuelto a desarrollar un tubo neural completamente nuevo, estructura que se corresponde con la médula espinal y el cerebro en los humanos.

Después de ser cortado, cada mitad del gusano continúa prosperando, y cortes subsecuentes también producen gusanos vivos y sanos, una vez que todas las partes de sus cuerpos se regeneran.Así que estos gusanos no sólo regeneran los tejidos, sino que vuelven a crecer exactamente de la misma manera y con las mismas proporciones que tenían inicialmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario