RanaMundo

RanaMundo

domingo, 11 de diciembre de 2016

DESCUBREN POR QUÉ LOS SIMIOS NO PUEDEN HABLAR A PESAR DE TENER VOCALES

Los científicos han concentrado sus estudios sobre la evolución humana en los primates no humanos y sus capacidades más asombrosas, aquellas que los asemejan más a nuestra especie y que los caracteriza como uno de los animales más inteligentes. Los chimpancés pueden aprender lenguaje de señas, tiene capacidad simbólica, utilizan herramientas y hasta desarrollan habilidades de memoria matemática; sin embargo hay algo que no pueden hacer: hablar.


Un grupo de investigadores ha dado con una de las claves a este dilema en un estudio publicado este viernes llamado 'El aparato fonador de los simios está listo para el habla', que desmiente una teoría de años que sustenta que los chimpancés no hablan porque no tienen desarrolladas las cuerdas y anatomía vocales para hacerlo.

La investigación propone que esta especie sí cuenta con la capacidad vocal para reproducir el habla humana, sin embargo lo que no posee son las conexiones cerebrales que permiten la comunicación verbal.

Según los autores del estudio, a través de vídeos con tecnología de rayos X probaron que la incapacidad de hablar de los chimpancés no se debe a lo que se creía y aseguran que estos animales poseen un aparato fonador que fácilmente puede producir sonidos que soporten un lenguaje hablado. "El aparato fonador de los monos estaría perfectamente adecuado para producir cientos, miles de palabras", dijo uno de los autores del estudio, el científico W. Tecumseh Fitch.

"Por cuatro décadas, la inhabilidad de los primates no humanos de producir sonidos propios del habla humana ha sido relacionada con las limitaciones de la anatomía de aparato fonador, una conclusión basada en moldes de yeso hechos del aparato fonador de un cadáver de un chimpancé", señala la investigación y añade que el haberse basado en muestras de simios ya fallecidos pudo haber subestimado drásticamente las capacidades vocales de los primates.

"Nuestros descubrimientos indican que la evolución de las capacidades humanas del habla requirieron cambios neurológicos más que modificaciones de la anatomía vocal.

El habla humana resulta de una complicada coreografía de la entrada y salida de aire y la contracción de músculos. Para hacer un sonido particular, tenemos que darle una forma particular al aparato fonador. La anatomía de los demás primates contiene los mismos elementos que los nuestros en esa zona -desde cuerdas vocales hasta la lengua y los labios-, pero su geometría es diferente.

Sin embargo, en la reciente investigación se comprobó lo contrario al estudiar el aparato fonador de los simios a través de videos grabados -con un escáner de rayos X- de tres monos macacos, en los que analizaron sus movimientos naturales, al relacionarse entre sí y comer, para registrar el rango de sonidos que pueden hacer. "Nuestros datos indican que el potencial fonético real del aparato fonador de un primate no está altamente restringido como pensábamos previamente", señala el artículo científico.

FUENTES: UNIVISIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario