RanaMundo

RanaMundo

martes, 7 de febrero de 2017

EL MONO NARIGUDO EN PELIGRO

El mono narigudo (Nasalis Larvatus) es un primate herbívoro que habita exclusivamente en Borneo, en sus selvas tropicales, bosques pantanosos y zonas de arboles cercanas a los ríos. Su principal característica se basa en su nariz, abultada carnosa y de tonos anaranjados, que según los estudios es parte de la selección natural, pues para esta especie es un rasgo de virilidad. Cuando los monos narigudos se excitan o se enfadan, sus narices se hinchan y tornan a colores más rojizos.

Su dieta está basada en hojas y brotes, haciéndole que no tenga muchos rivales a la hora de conseguir comida. El otro rasgo característico de estos animales es su gran barriga, que confiere un cuarto de su peso y está llena de una “sopa bacteriana” que le ayuda a eliminar las sustancias tóxicas e indigestas de las hojas de Mangle, su manjar preferido. Esto no es una ventaja a la hora de la digestión, pues sus flatulencias y facilidad a la hora de tener cólicos son famosas entre las personas que conviven con ellos.

Su gran capacidad digestiva unida a que es un experto trepador, hace de estos primates catarrinos una especie perfectamente adaptada a su entorno.

Se encuentra en extinción debido a la caza masiva, junto con la destrucción de su hábitat, está reduciendo de forma alarmante la población de estos animales. A pesar de evitar los asentamientos humanos, las zonas deforestadas significan la muerte para ellos, con lo que la caída del volumen forestal de la isla les está afectando especialmente.

Entre sus costumbres está el dormir en arboles para evitar a los depredadores, y en ocasiones de escape, se dice que son grandes nadadores, en parte porque sus hábitats suelen estar muy cerca de los ríos.

Es un animal social, llegando a conocerse grupos de 80 individuos, sin una organización o estructura configurada. Suele haber varios machos y un harén de hembras, que se desplazan de uno a otro cuando son jóvenes hasta estabilizarse. Ellas son las que coordinan los movimientos del grupo y su alimentación, mientras que la labor de los machos consiste en vigilar las incursiones de depredadores o de agentes que puedan poner en peligro al grupo.

Fuente de información:NATIONAL GEOGRAPHIC

No hay comentarios:

Publicar un comentario