RanaMundo

RanaMundo

sábado, 11 de marzo de 2017

LA REPRODUCCIÓN SEXUAL Y LOS VIRUS

Este sorprendente e histórico descubrimiento trata sobre la relación entre los virus, tales como el dengue y el Zika, son  muy similares a los responsables de nuestra capacidad de reproducción sexual.

"Hay un limitado número de formas naturales de fusión celular. Resulta que la estructura de la proteína más antigua utilizada por los organismos para reproducirse es idéntica a la utilizada por los virus del dengue y del Zika para penetrar en nuestras células", explica William Snell de la Universidad de Maryland, EEUU.

Los científicos, desde siempre, discuten sobre los orígenes de la reproducción sexual. Esta bastante claro en cuanto a las rezones de este tipo de reproducción de los seres vivos —posibilita a todos los animales con este tipo de reproducción a poder adaptarse más fácilmente al surgimiento de nuevos parásitos e infecciones con un ciclo de vida reducido—, aunque el tema de sus orígenes esta muy poco estudiado e investigado, se conoce bastante poco.

Los científicos estadounidenses, mientras estudiaban la estructura y funciones de la proteina utilizada por las células reproductoras femeninas y masculinas, óvulos y espermatozoides, para la fusión; descubrieron que este gen es idéntico al gen utilizado por los virus para infiltrarse dentro de nuestras células.

Una proteína que hizo el sexo posible por primera vez (y todavía se utiliza para la reproducción sexual en muchos de los organismos de la Tierra) es idéntica a la proteína utilizada por el dengue y los virus Zika para entrar en las células humanas (dice Snell). Esta proteína debe haber puesto realmente la especia en la sopa primordial".

Tras examinar todos los resultados obtenidos en sus experimentos, el equipo científico llegó a la conclusión de que los virus "regalaron" la capacidad de reproducirse por una vía sexual a nuestros ancestros durante alguna etapa de la evolución.


Snell y sus colegas estudiaron la proteína, llamada HAP2, en la alga verde unicelular 'Chlamydomonas reinhardtii'. HAP2 es común entre protozoos unicelulares, plantas y artrópodos, pero no se encuentra en hongos o vertebrados como los humanos. Resultados anteriores de Snell y sus colaboradores, así como otros grupos de investigación, indicaron que HAP2 es necesaria para la fusión de células sexuales en los organismos que poseen la proteína, pero el mecanismo preciso seguía siendo incierto.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2968448/0/evolucion-sexo-virus-comun/#xtor=AD-15&xts=467263#xtor=AD-15&xts=467263

Snell y sus compañeros estudiaron la proteína, llamada HAP2, en la cianofita unicelular 'Chlamydomonas reinhardtii'. HAP2 es común entre protozoos unicelulares, plantas y artrópodos, Pero no se localiza ni en hongos ni en vertebrados como los humanos. Resultados anteriores de Snell y sus colaboradores, así como otros grupos de investigación, indicaron que HAP2 es imprescindible para la fusión de células sexuales en los organismos que poseen la proteína, pero el mecanismo necesario seguía siendo incierto.

Sin embargo, este descubrimiento tiene una gran significación práctica, ya que al saber que esta misma proteína la utilizan la mayor parte de los virus, sería posible bloquearlos haciendo nuestras células impenetrables para dichos parásitos.

Fuentes: Sputnik, 20minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario