RanaMundo

RanaMundo

viernes, 21 de abril de 2017

RELACIÓN ENTRE UN POLIMORFISMO GENÉTICO ASOCIADO CON EL TONO PELIRROJO Y EL PÁRKINSON

Un reciente estudio acaba de revelar que las variantes del gen MC1R relacionadas con el tono pelirrojo de cabello, no sólo aumentan el riesgo a melanoma, sino que también influyen sobre la supervivencia de las neuronas dopaminérgicas, principales células afectadas por la enfermedad de Parkinson.

El gen MC1R codifica para un receptor de la melanocortina que interviene en la pigmentación del pelo y la piel.


Variantes de falta de función de MC1R afectan a la proporción de los dos tipos de melanina producida por los melanocitos y están asociadas al pelo rojo y la piel pálida, además de aumentar el riesgo a desarrollar cáncer de piel y aumentar la carga de mutaciones en el melanoma.

Los pacientes con enfermedad de Parkinson muestran un riesgo en aumento a desarrollar melanoma, en oposición al resto de cánceres, que en general muestran un riesgo reducido. En paralelo, algunos estudios sugieren que los pacientes con variantes del gen MC1R asociadas al pelo rojo muestran un mayor riesgo a desarrollar Párkinson. En este contexto, los investigadores decidieron evaluar la posible participación del gen MC1R en el inicio o patología del Párkinson.

Los investigadores detectaron que MC1R se expresa en las neuronas dopaminérgicas del mesencéfalo, células que producen neuromelanina y constituyen el principal tipo celular afectado en la enfermedad de Párkinson. Utilizando un modelo en ratón, el equipo observó que los ratones con variantes asociadas al pelo rojo presentan menos neuronas dopaminérgicas, y que conforme envejecen disminuyen los niveles de dopamina y muestran problemas de movimiento respecto a los ratones control, similares a los observados en la enfermedad neurodegenerativa. Además, las neuronas dopaminérgicas de los animales con variantes del gen MC1R responsables del pelo rojo presentaban una sensibilidad aumentada al estrés oxidativo ocasionado por diversas neurotoxinas. Por último, confirmando el papel de las variantes de MC1R, los investigadores observaron que el tratamiento farmacológico destinado a aumentar la expresión de MC1R protege de la toxicidad sobre las neuronas dopaminérgicas inducida por neurotoxinas.

El estudio plantea un papel protector para MC1R en el sistema dopaminérgico del mesencéfalo y sugiere a MC1R como potencial diana terapéutica para el Párkinson. Además, señalan los autores, MC1R podría representar una ruta patogénica común para el melanoma y el Párkinson. “Este estudio es el primero que muestra la influencia directa del gen MC1R asociado al melanoma sobre las neuronas dopaminérgicas en el cerebro y podría proporcionar evidencias para utilizar MC1R como nueva estrategia terapéutica para la enfermedad de Parkinson,” señala Xiqun Chen, investigador del Instituto MassGeneral de Enfermedades neurodegenerativas y director del trabajo. “
También instaura la base de más investigaciones interdisciplinarias dentro del papel dual de este gen en la tumorigénesis de los melanocitos, las células pigmentarias en las que se desarrolla el melanoma, y la degeneración de las neuronas dopaminérgicas, mejorando nuestro conocimiento de por qué y cómo melanoma y enfermedad de Parkinson están relacionadas.”
Fuente: Genética médica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario