PROTEÍNA CLAVE PARA CURAR LEUCEMIA DE LINAJE MIXTO

Investigadores del laboratorio estadounidense Cold Spring Harbor han identificado una proteína muy común en el cuerpo y ha sido considerada como la única clave para frenar los eventos que producen la leucemia de linaje mixto. El estudio se ha publicado en «Cancer Cell ».
Según numerosos estudios el 5% de los casos de leucemia aguda se diagnostican como leucemia de linaje mixto (MLL). La leucemia de linaje mixto es un cáncer de la sangre muy agresivo, se produce principalmente en bebés y es muy difícil de tratar. Como explican, lo que causa esta leucemia es un gen llamado MLL.

Este gen provoca el crecimiento de nuevas células al producir una proteína del mismo nombre. En la mayoría de los casos, el gen está regulado por el cuerpo de forma adecuada y no es nocivo para nosotros, pero desafortunadamente, en otros casos, el MLL produce incorrectamente lo que se conoce como una proteína de fusión MLL. Los investigadores creen que bloquear esta proteína puede ser su cura.

Las proteínas que actúan correctamente, lo hacen como si fueran llaves: se unen o desbloquean sitios específicos dentro de la célula para adelantar un proceso u otro, al contrario de lo que hace la proteína de fusión MLL: actúa como una llave que se encaja en demasiadas cerraduras, dando lugar a un mal funcionamiento de la célula. Dado que las proteínas de fusión MLL encajan en tantas cerraduras, los científicos tienen que bloquear todas las posibles entradas de la célula a las que puede unirse.

Con suerte, los investigadores han hallado el único factor que podría detener la producción de esta peligrosa proteína por completo. Bin Lu y Chris Vakoc (imagen inferior), dos de los investigadores, descubrieron que los genes MLL que producen las proteínas de fusión MLL se activan fácilmente por ZFP64, una proteína especializada muy común en el cuerpo humano sano, tanto que, hasta ahora, los investigadores no lo habían considerado un factor de leucemia. Sin embargo, pruebas realizadas por el equipo de Vakoc revelaron que la formación de la proteína de fusión MLL depende única e imperceptiblemente de esta proteína.
«Es una adicción -dijo Lu-. Hemos visto que ZFP64 es necesaria para que este cáncer de la sangre siga produciendo proteínas de fusión MLL, y eso crea más células cancerosas». Lu explicó que la ausencia de ZFP64 hace que se detenga de forma completa y específica la producción de proteínas de fusión MLL y el crecimiento en cascada de la leucemia.

Concluyeron diciendo «Lo que queremos hacer ahora es encontrar una manera de atacar de forma realista con fármacos para que pueda usarse para tratar a las personas. Si podemos atacar ZFP64 de manera tan específica, podríamos mejorar el tratamiento de esta leucemia e incluso curarla».

Comentarios