RanaMundo

RanaMundo

viernes, 30 de octubre de 2015

EL BLOQUEO DEL GEN APOC3 REDUCE LOS NIVELES DE TRIGLICÉRIDOS.

  Hace poco más de un año, un estudio revelaba que las mutaciones que alteran la función del gen APOC3 reducían tanto los niveles de triglicéridos en plasma como el riesgo a enfermedad coronaria. Dos estudios, dirigidos por la Universidad de Montreal, han trasladado dichos resultados al ámbito clínico y han conseguido reducir los niveles de triglicéridos en plasma de pacientes con hipertrigliceridemia mediante la inhibición del gen.


El gen APOC3 codifica para la apolipoproteína C-III, sintetizada principalmente en el hígado y pieza clave en la regulación del metabolismo de las lipoproteínas y los niveles de triglicéridos en el plasma. A pesar de la relación entre la concentración elevada de APOC3 y los niveles de triglicéridos y el riesgo para la enfermedad coronaria, hasta el momento se desconocía si la reducción de la expresión de APOC3 tendría beneficios para los pacientes con problemas en el metabolismo de los triglicéridos, cuestión que acaban de resolver los investigadores.

En un trabajo publicado el pasado diciembre, el equipo utilizó un oligonucleótido antisentido diseñado para reducir los niveles del ARN mensajero del gen APOC3, para tratar a tres pacientes con síndrome de quilomicronemia familiar, condición genética caracterizada por una grave hipertrigliceridemia y pancreatitis recurrente. El funcionamiento del oligonucleótido antisentido está basado en el bloquear el ARN mensajero de APOC3, de forma que aunque el gen sea transcrito, la proteína que codifica no es sintetizada. Tras un tratamiento de 13 semanas, la reducción de los niveles de APOC3 se correlacionó con una disminución de los de triglicéridos de hasta el 86%.

La proteína APOC3 juega un papel clave en el tratamiento de los triglicéridos. Los triglicéridos, como el colesterol, son lípidos. Provienen de las grasas transportadas en nuestra comida o producidas en nuestro cuerpo. Dependiendo de la causa, la acumulación de triglicéridos en la sangre está asociada con un aumento en el riesgo a las enfermedades cardiovasculares y pancreáticas, y otras complicaciones.

Es evidente el papel de APOC3 para intervenir en el metabolismo de los triglicéridos a través de diferentes mecanismos y apoyan el bloqueo de APOC3 para el tratamiento de pacientes en elevado riesgo a desarrollar problemas cardiovasculares o pancreatitis como consecuencia de la presencia de niveles altos de triglicéridos. La decodificación de los mecanismos de acción de APOC3 abre una puerta hacia las intervenciones precisas destinadas a prevenir el riesgo residual asociado a las causas de la hipertrigliceridemia grave. Los resultados de estos estudios permiten la aceleración de la investigación permitiendo un mejor conocimiento y control de los riesgos asociados a las diferentes formas de la hipertrigliceridemia.

FUENTE: TCTMD

No hay comentarios:

Publicar un comentario